Ir al contenido principal

VIDA DE MADRE


2 de mi vientre y 2 de mi corazón



Hoy en Canadá se celebra el día de las madres y se que en muchos de nuestros países de habla hispana en este mes también tienen esta celebración. No vamos a entrar en el tema de que si es un día comercial o de que día de las madres es todos los días. Solo hago referencia al tema porque quiero felicitar a todas las que como yo han tenido la bendición de compartir este camino, Bravo! Es el ministerio, vocación y trabajo más importante y difícil: formar a otro ser humano. También a la madre mía que Dios la siga llenando de salud para poder compartir por muchos años más.

Desde pequeña tenia la idea de que quería una familia grande de al menos 6 hijos(luego al casarme baje a 4) y me hacía una idea en mi mente de cómo sería. Habían muchas cosas confusas y alimentadas de ejemplos que tenia a mi alrededor.  Mujeres trabajadoras y dedicadas que mantenían sus hogares, algunas junto a sus esposos y otras ellas solas, estas contaban con un círculo de apoyo que ahora muchas veces no esta disponible. Créeme hace falta un batallón, toda una comunidad completa para mantener el equilibro. Entonces inconscientemente se empezó a formar en mi la idea de la madre que quería ser, solo tenía un nombre en ese momento: UNA MADRE DEDICADA.

Pudiera ser fácil describir ser madre, como he escuchado a muchas como: pasar tiempo de calidad con tus hijos, dar lo mejor de mi, estar disponible, ser su amiga y muchas otras definiciones. Pero la realidad es que he podido experimentar la diferencia entre una madre DEDICADA y una que hace lo mejor que puede.

No quiero mal interpretaciones, ni estoy atacando a ninguna de las mujeres que son grandes empresarias o que han logrado un gran desarrollo a nivel profesional haciendo grandes aportes y han dado tiempo de calidad en la medida de lo posible. Pero cuando hablo de una madre dedicada es porque desde que nació Diana tomamos la decisión de que a pesar de saber que nuestro progreso económico y mi carrera profesional estarían a pasos más lentos, era lo que íbamos a priorizar. 

Simplemente en la primera etapa yo iba a ser una madre PRESENTE Y DISPONIBLE. Esto para mi sorpresa y dentro de la familia y la sociedad que me tocó en Republica Dominicana, fue visto como una locura. Yo iba a “desperdiciarme” y no iba a aportar todo lo que yo podía para ayudar a mi esposo. 

Me vendían la idea de que podía hacer todo lo que yo quisiera, pero si mi opción era priorizar mi familia, no era sensato, ni productivo. Esta es la idea más lejos de lo que ha sido nuestras realidad y hoy doy gracias a Dios que pude cerrar mis oídos y como los caballos, ponerme dos cartones que me impidieran mirar hacia los lados y poder cosechar los frutos saboreando cada momento a pesar de todos los sacrificios. 

Lo quiero resaltar porque como yo hay mujeres valiosas y muy preparadas, con experiencia sobrada, que han decidido por estar en casa y han sido penosamente juzgadas por esto. No caigan en el error de pensar que no nos gustaba nuestro trabajo o nuestra carrera o que estamos boyantes en dinero y podemos permitírnoslo, NOOO! muy por el contrario, hacemos grandes sacrificios para poder tener lo que entendemos es nuestra prioridad.

Como lo indica el título del escrito tengo 4 hijos, dos que ya tenía mi marido cuando nos casamos, los cuales he anidado en mi corazón  y dos que Dios tejió en mi vientre y se colaron en mi corazón sin el menor esfuerzo. Esto representó un gran reto desde el día uno y solo las madres que han vivido en la misma situación saben a lo que me refiero. Comparaciones, conflictos, diferencias de opiniones, celos, en fin un mundo de retos y situaciones difíciles de las cuales tenía una idea muy vaga, pero estaba muy clara de que eran un regalo para mi y que en ellos había la necesidad de amor y de otra madre, sin ocupar el espacio de la suya.

El amor rebasa todo obstáculo, pero yo siempre he estado clara de que así como yo voy al medico  al dentista para sanar o prevenir una enfermedad, así mismo buscaría los recursos para tener toda la ayuda que necesitábamos en cada etapa. Si algo pudiera decir el día de hoy es que todos los libros, todas las terapias, todas las noches en vela orando, han valido cada esfuerzo para dar lo mejor de lo que debe ser una madre y no lo mejor de mi, porque estaba clara que muchas de las carencias que tenía como persona cuando nos casamos, se traducirían en mi rol de madre y no estaba dispuesta a fallar en esa tarea, debo simplemente ser la madre que ellos necesitan y merecen, no la que mis limitaciones me permita ser.

Así como te dedicas a hacer una maestría o doctorado cada semana, cada día, cada mes, evalúo y busco nuevas herramientas para que ellos tengan todo lo que necesitan. Cometo errores, muchos y aprendo de ellos. Esto me ha llevado a ponerme de ultimo en la lista en muchas ocasiones y en otras a ni siquiera estar en la lista, pero es algo que con el tiempo y mucha ayuda he aprendido: se modela con el ejemplo y si no me pongo en la lista, estoy también dando el mismo ejemplo a ellos que replicaran después.

Uno de los retos mayores ha sido tener diagnósticos condiciones especiales en casa, en este caso de ADHD o hiperactividad. Lejos de ser algo que nos ha fracturado como familia, es algo que hemos aprendido a abrazar como un símbolo nuestro, simplemente somos así todos y no pasa nada, pero esto también me ha llevado a buscar en cada etapa de sus vidas otras herramientas y a desarrollar rutinas más saludables para su desarrollo, que al día de hoy les permiten alcanzar el máximo de su potencial como seres humanos y a mi también.

Sin temor a equivocarme los mejores consejos que puedo darles como madre se los comparto a continuación y espero que les sean de ayuda para ser madres disponibles y presentes.

1.    Orara sin cesar: orar siempre debe estar en primer lugar porque si puedes preguntarle a quien desarrollo un equipo sofisticado su uso, porque conformarte con las sugerencias de otros que simplemente venden ese equipo, no crees. Entonces siempre pido a Dios que me haga la mejor madre posible, pero siempre oro por mis hijos y sus necesidades particulares como cuando estaban todos bajo el mismo techo e iba a sus habitaciones a imponerles las manos sin tocarlos mientras dormían. Tienes un poder dentro de ti que solo a través de la oración puede ser revelado, porque no es casualidad que esos seres preciosos hayan sido puestos a tu cuidado.
2.    Confía en tus instintos: para tener nuestros instintos en buen estado hay que trabajarse mucho, mucho, porque todas nuestra experiencias de vida a través de los años han ido formando una relación equivocada con nuestros instintos más básicos, por miedo el cual es la base de todos los males y por todos los ruidos externos que nos desconectan. El nivel de claridad mental y de determinación que necesitas para estar conectada con tu instinto de madre puede lograse mientras más caso les hagas y mientras más busque dentro de ti, cultivando tu relación con Dios.

Siempre pongo el ejemplo de la etapa de diagnostico de ADHD en el cual todos decían que estaba loca y que tenia que buscar que hacer para no querer ser la psicóloga, doctora, profesora o cualquier otra cosa de mis hijos porque era solo su madre, pero yo estaba clara que tenían algo distinto.  Al día de hoy son esas mismas personas las que me dicen lo bien que están los niños o me refieren familias con el diagnóstico porque nosotros somos de los pocos testimonios positivos de familias completas que tienen este tipo de condición. Solamente decidí ponerme un tapón en los oídos llevarme de mi instinto de madre y hoy puedo ver cada día los resultados.

3.    Busca Ayuda: a pesar de tener las dos anteriores siempre habrán retos y situaciones que desconoces y temes compartir con cualquiera, situaciones que no tienes porque cargar sola. Hay muchos recursos: libros, charlas digitales, conferencias, eventos, coach, psicólogos, psiquiatras y todo un mundo de herramientas disponibles muchas de ellos gratis que sólo están esperando por ti. Recuerdo que hasta a un congreso de mejores padres fuimos. OJO No esperes que tu pareja irá a tu mismo ritmo, ni tendrá la misma apertura que tu a todo esto, pero uno es mejor que ninguno a la hora de buscar ayuda. 

   Dentro de la ayuda está una parte muy importante y es tu circulo de apoyo. Rodéate de personas, mujeres y hombres que tengan las mismas prioridades que tu en tu círculo íntimo. Puedes tener conocidos, compañeros de trabajo y familiares demás que tengan otras prioridades, pero en tu circulo íntimo deben haber mujeres que como tú, han priorizando su familia ya que ellas podrán darte apoyo y entenderte cuando compartes cualquier situación. 

   Es necesario tener amigas que puedan construir una red de soporte mental y emocional, que puedan validar tu ideas y aclarar tus dudas, sin hacerte comentarios que no vienen al caso solo por tener otras prioridades, suelta eso! Déjalas ir, es una perdida de tiempo tratar de explicar algo que simplemente no es su sistema.

4.    Ser mujer, Ser esposa y luego Madre: no, no es una contradicción, recuerda que estas educando y con tu ejemplo tus hijos aprenden el orden de las cosas. Si no les enseñas que primero estás tu y luego ustedes como pareja que estaban antes de que ellos llegaran y seguirán estando cuando se vayan, les mandas el mensaje errado de que ellos son el centro de tu mundo y no es así. 

   Cuando crecen con una idea clara del orden de las cosas, cada etapa para ellos es más fácil de llevar. Imagínate el caso de muchos hijos que no persiguen sus sueños porque no quieren dejar a su mama sola y se vuelven personas co-dependientes e infelices. Pero si tienen claro que tu te cuidas y estarás bien a pesar de lo que pase, que tienes una relación de pareja feliz y con planes para luego que ellos se vayan, ¿no crees que estarán mas tranquilos y felices a la hora de decidir tomar su camino y volar? Como siempre en la vida todo es cuestión de prioridades.  Ahora que estoy de nuevo en la universidad y persiguiendo un nuevo sueño, me siento agradecida de ver que cada etapa he podido vivirla a cabalidad y sin arrepentimientos.

Finalmente a manera de testimonio les comparto que el año pasado fue un año de muchos cambios para nosotros, todos al mismo tiempo se dieron sin planificarlo, como es la vida misma. En medio del viaje de mudanza a Canadá murió la madre de Sarah nuestra hembra mayor, dejándole con tres hermanitas pequeñas y Jhean Carlos (el varón grande) y su esposa Rafaela tuvieron su primera hija Jheanny, si ya soy abuela. 

Todo eso pasó en un rango de tiempo de menos de un mes. Al mismo tiempo nuestros dos pequeños lidiaban con sentimientos difíciles de cambios ya que enfrentaba una nueva vida literalmente desde cero. Pero el amor, los valores y la oración, nos permitieron acompañarnos mutuamente en cada paso y saber que todos juntos, siempre juntos, saldremos adelante y que nada ni nadie nos apartará del amor de Dios ni separará nuestros corazones, aunque estemos a años luz de distancia.

Si en algún momento del día sientes la carga pesada de lo que implica ser madre, no estás sola. Respira, evalúa que necesitas para hacerlo mejor y planifícate para tener tiempo para ti. Mientras mejor te sientas mejor esposa y madre podrás ser. Y si escuchas algunas voces de críticas, solo escucha consejos o criticas constructivas de aquellas que ya han logrado lo que tu quieres como madre, lo demás déjalo ir, solo tómalo de referencia para no cometer los mismos errores y ponlas en oración, cada quien da de lo que tiene, no te lo tomes personal.

También se paciente contigo misma, siempre se puede hacerlo mejor, pero lo perfecto es enemigo de lo bueno, (Voltaire). Si vas a guardar algo y proteger algo de tus hijos, dice la palabra que guardes su corazón. Más que su cuerpo, que su mente, que su alma, guarda su corazón, cuídalo. El cuerpo pasará, la mente es un misterio que ellos mismos tendrán que descubrir, para el alma instrúyeles en la palabra y pide para que tengan una relación personal con Dios. Pero el corazón con una simple palabra puede romperse y es difícil de borrar esa marca, que puede hacerles perder su alma, su mente y su cuerpo.

Gracias señor por este maravilloso regalo de tu amor y por la oportunidad de acompañarte en este proceso de crear y formar estos seres tan especiales, que has puesto a mi cuidado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA SABILA Y EL HELECHO

Nuestras diferencias vistas como un complementoUn día al regar las plantas, volví a ver con sorpresa mi planta de sábila o aloe y como en ella un brote de esporas de helecho que hace un tiempo había germinado, no sólo seguía con vida, sino que estaba grande, frondoso y aún mayor que otros a los que yo había transplantado cuidadosamente a un lugar donde "se suponía" tendrían todas las condiciones para desarrollarse. 

Este hecho me hizo reflexionar sobre cómo, una planta árida tipo cactus, como la sábila, cohabita en la misma maceta que un helecho. Si bien es cierto que la sábila tenía ya años ahí, con pleno sol, poca agua y bastante grande ya, aún así me sobrecogió la pregunta de cómo había sido el proceso de adaptación del helecho a este medio ambiente. El helecho llegó allí por el soplar del viento que desprendió sus esporas ya maduras y el tiempo le hizo echar raíces que le hicieron permanecer.

Este hecho me ayuda a ver como a veces vemos parejas tan diferentes que han logra…

BROWNIES QUEMADOS

El mismo procedimiento esperando resultados diferentes.
Es del conocimiento de todos mis allegados el talento heredado y cultivado que disfruto como pocos, la cocina. Esta vez era una simple tarea. Había comprado una de esas cajas que vienen con la mezcla en polvo para preparar unos brownies, que para los que no los conocen -si es que existe alguien- son una especie de bizcochuelo, un tanto más elástico, de chocolate, que es una de las meriendas o postres preferidosde los niños y los de nuestra casa no eran la excepción.
La caja traía unas simples instrucciones de mezclar varios ingredientes, agregar el polvo que venia en unas bolsas plásticas y unir la mezcla, finalmente ésta se vertía en un molde y se llevaba al horno. ¿Qué tan difícil puede ser? pensé. Pues así mismo logré hacer todo y coloqué el molde en el horno. Transcurrido unos 20 minutos, un olor a chocolate quemado comenzó a inundar mi cocina. Estaba confirmado, se habían quemado los brownies. Los saqué, los corté y efectivame…

EL JARRON DORADO

La Plenitud del Verdadero Propósito.
Hoy estamos de Aniversario! Hace 17 años nos dimos el sí ante Dios y hemos crecido enormemente cada día complementándonos mejor. Con ésta fábula les comparto uno de nuestros secretos para poder ser feliz juntos. 

En una mágica galería de arte, un antiguo adorno de alabastro y figuras talladas en oro era una de las piezas principales. A pesar de provocar la admiración de todos y ser la imagen que el museo utilizaba en las impresiones, publicaciones y papelería, frecuentemente sentía que algo le faltaba y le invadía un dejo de tristeza.
Cada noche cuando ya las personas se habían ido, se ponía a conversar con sus compañeros sobre su pesar.
- Ha pasado otro día sin saber lo que me pasa- dijo con voz entrecortada- pero siento que algo me falta.
-La verdad no entiendo -dijo un Picasso- ni yo con mi espectacular colorido alcanzo tantos elogios como tu.
-Es verdad- dijo un papiro egipcio- Yo existo desde antes que tu y sin embargo, nunca tantos halagos me acom…