Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2014

LA PODA AGRADECIDA

LAS CRISIS: NUEVAS ENSEÑANZAS, MEJORES VALORES Y DISTINTAS ALTERNATIVAS. Por unos meses, casi un año, vivimos por segunda vez en una casa con patio. El disfrute de mojar las plantas, quitar las hojas secas y escuchar el canto de los pajaritos, luego de leer la lectura diaria y tomar mi tiempo para meditarla, acompañada de una taza de café, se habían convertido en la forma de empezar el día, luego, claro está, del alboroto matutino de preparar desayuno, meriendas, niños, esposo y demás.
Logramoshacer distintos espacios dentro del jardín, uno de ellos mi segundo favorito, un pequeño rosal. Había sido mi deseo desde siempre cultivar rosas pero hasta ahora no lo había logrado por las condiciones de luz y de espacio inadecuadas. Ahoralo tenía y era realmente muy hermoso.
Siempre que comienzo un proyecto nuevo de jardinería, busco primero información sobre el mismo; necesidades de suelo, luz, frecuencia de agua, etc. Así que este no era la excepción. 
Busque un lugar con la luz adecuada, compra…

BROWNIES QUEMADOS

El mismo procedimiento esperando resultados diferentes.
Es del conocimiento de todos mis allegados el talento heredado y cultivado que disfruto como pocos, la cocina. Esta vez era una simple tarea. Había comprado una de esas cajas que vienen con la mezcla en polvo para preparar unos brownies, que para los que no los conocen -si es que existe alguien- son una especie de bizcochuelo, un tanto más elástico, de chocolate, que es una de las meriendas o postres preferidosde los niños y los de nuestra casa no eran la excepción.
La caja traía unas simples instrucciones de mezclar varios ingredientes, agregar el polvo que venia en unas bolsas plásticas y unir la mezcla, finalmente ésta se vertía en un molde y se llevaba al horno. ¿Qué tan difícil puede ser? pensé. Pues así mismo logré hacer todo y coloqué el molde en el horno. Transcurrido unos 20 minutos, un olor a chocolate quemado comenzó a inundar mi cocina. Estaba confirmado, se habían quemado los brownies. Los saqué, los corté y efectivame…

LAS COMPARACIONES Una fuente segura de ira y resentimiento.

Un vez más  al regar las plantas me cautivó una nueva orquídea florecida. Esta vez era una de esas raras miniaturas, que tras mucho abonar y verificar si le gustaba su nuevo lugar, había decidido darme su aprobación con unos nuevos retoños y una pequeña flor.
Había tan sólo pasado una semana de aquella mañana en la que yo había quedado cautivada con otras dos especies majestuosas, que luego de un largo tiempo de tenerlas también habían florecido y las había capturado con la cámara, compartiéndola vivazmente en todas las redes sociales. Es por tanto que al florecer la mini, pues todavía tenia el reciente recuerdo y sin procurarlo, automáticamente, vino la comparación.
¿Cuantas veces nos hemos comparado a otra persona; por los rasgos físicos, condiciones, logros? ¿Cuantos de nosotros no hemos visto esa imagen sacada de un póster de promoción de una feliz familia compartiendo un almuerzo dominical, en la que todo es armonía, serenidad, elegancia y risas de complicidad, y hemos extrapolado u…